lunes, 12 de julio de 2010

OSOESTUDIOSO

Si ya he hablado de uno, ahora toca el otro, de quien puedo empezar diciendo que es la personificación de la intermovilidad, es la prueba formal de que existe el perpetuo movimiento en la naturaleza y de que ese movimiento no es ni mucho menos la inercia, sino la exigencia a uno mismo. Jamás he terminado tan cansado (estando vestido) como haciendo "turismo" con esta persona.

De él puedo decir que es incansable en el trayecto, generador de nuevas metas, creativo en las formas, interactivo en esencia, compulsivo en las compras, retorcido en los destinos y consistente en cualquier situación.

Nunca podré decir de él que no ha acudido a una llamada de ayuda, que no ha propuesto alternativas, que ha rechazado otras por oposición. De su mente privilegiada han salido situaciones que más de uno jamás hubiera imaginado en el cine. Y todo esto atrapado en un cuerpo tierno, amable y generoso. Detallista y bebedor potencial, vicio que compartimos, camuflado de intelectual posmoderno en el trabajo y de leñador escandinavo por las noches, esas que se las dedica siempre a sus amigos, unos u otros, pero siempre ligado a su refresco de cola light con hielo consumido a pequeños sorbos.

También te echaré de menos osoestudioso, por tantos momentos irreverentes que son necesarios en la vida, y por esos otros de comprensión que pocos nos ofrecen. Si Ocnos presenció el inicio y despegue de mi nueva etapa, además de vivir mis caídas y tropiezos,  tú me empujaste a ser protagonista activo dejando de ser actor de reparto. Para no faltar a la razón, debo darte, también a tí, las gracias por todo, y de igual forma te digo que esto no es la PD sino el encabezado de un párrafo más de una carta.

Supongo que la vida que me espera a partir de septiembre será una nueva etapa radicalmente distinta, potencialmente rica en experiencia y esperanzadoramente productiva en el mundo laboral. Si esta etapa forjó mi vida sentimental, ahora me quedan otros caminos por explorar, porque ese aspecto de mi vida ya está perfectamente cubierto y enraizado, pero eso es otra historia, otra entrada, otro personaje, otro blog,...

Si es que ya lo dice el refrán: De bien nacido es ser agradecido
Creo que esto expresa lo que siento:



2 comentarios:

DBorrallo dijo...

Qué mayor placer hay después de haber vagado un poco tristón por la A-49 que llegar y encontrarme esta maravilla entre las cientos de entradas de mi Google Reader.

Yo, sensiblero y moña por naturaleza, no he podido evitar que se me salte una lagrima, y al poco una risa, por las cosas que dices. Jo... es que me ha encantado, sobre todo, lo de ser leñador escandinavo de noche... hay tano de verdad en eso que sólo me queda quitarme el sombrero.

Me ha encantado ya no sólo las palabras que me dedicas, sino el video con el que has cerrado. No podía imaginar algo mejor que Karen con su copa de Martini en la mano, que es tan yo.

Ah, y gracias por ser la persona que más te ha cansado "vestido", ¡es todo un alago!

Sé que te mereces una respuesta más larga que esto, pero es que estoy muy muy muy emocionado y no me sale nada más.

Besos y abrazos miles

Ocnebius dijo...

Oye, tienes esto un pelín dejao de la mano de Dios... queremos más! Y ahora que estás más "a contramano", tennos más al día de tus correrías alpinas.
Por lo pronto, que sepas que tienes un minipremio bloguero de estos onanistas y pagados de sí mismos en mi blog. No me convencen estas cosas, pero tendré que luchar contra la sociopatía que me invade.
Abrazotes maifren!