viernes, 2 de julio de 2010

Pan con pan, comida de... sabios

Que maravillosos son los fines de semana, puedes dedicarle más tiempo de lo normal a las pasiones, a lo que te hace disfrutar de verdad, para mí, muchos fines de semana están reservados para hacer comida, no cocinar, que para mí tiene otro significado. Este fin de semana pasado me dediqué a hacer pan, el alimento por excelencia, el básico de cualquier dieta formada sobre los pilares del trigo.

Si es que ya lo dice el refrán: PAN,  Primer Alimento Natural
Este es el resultado por adelantado:

Ejecución: aunque sea muy sencillo hacer pan es muy importante seguir los pasos atentamente: el proceso es el siguiente: se mezclan los ingredientes, se amasan, reposan, volver a masar, volver a reposar y al horno, parece sencillo, ¿verdad?, pero el pan admite tantas variantes que se puede complicar hasta casi cualquier punto.

Yo dediqué la tarde del sábado a hacer pan de cuatro tipos: pan normal (o como quieran llamarlo: cateto, de pueblo, hogaza, redondo,...) pan de sésamo, pan de aceitunas verdes y pan de ajo:

Para hacer la masa base ( yo hice bastante masa, aconsejo dividir las proporciones en 2 ó 3 para que sea manejable al principio):
1 1/2 de harina de trigo tamizada
1 litro de agua tibia (no caliente)
1cucharada sopera de sal
5 sobres de levadura para panadería seca o deshidratada Maizena (utilizo esta levadura porque al estar seca es más fácil de conservar).

Se mezcla todo en un bol grande ayudándonos de un lengüeta de plástico y cuando la masa no se quede pegada a la mano se vierte en la tabla de amasar (la encimera de la cocina es perfecta) previamente enharinada y comenzamos el proceso de amasado.

Tras el amasado es necesario dejar reposar la masa del orden de 40 min o hasta que doble su tamaño (se aconseja tapar la masa con un paño ligeramente húmedo, además, que la masa suba más o menos depende de la temperatura ambiente donde estemos trabajando).

Cuando la masa ha reposado se vuelve a amasar todo y es aquí donde se pueden separar la masa en varias partes para añadirle a cada parte un ingrediente u otro (ajo, aceitunas, semillas, frutos secos,...)

Tras incorporar (o no) los distintos ingredientes a cada parte de masa se deja de nuevo reposar la masa (sobre la bandeja de horno) unos 20 min más o hasta que se doble su tamaño. Transcurrido este tiempo se introduce en el horno, previamente calentado a 200ºC y con un cuenco de agua en su interior.

Después de 20 min en el horno a 180ºC se saca el cuenco de agua y se continúa con el horneado 20 min más o hasta que el pan esté dorado.

El cuenco de agua provoca que durante los primeros 20 min el pan no se reseque y se cueza completamente y durante los otros 20 min sin agua el pan forma costra y se tuesta por fuera.

Este es el proceso acelerado "ligeramente" :

video


Y ya está, sólo advertir que no es bueno comer el pan recién sacado del horno y que es recomendable dejar reposar un poco. No sé vosotros pero yo soy feliz con un simple trozo de pan caliente:

Si es que ya lo dice el refrán y yo lo reafirmo rotundamente; dame pan y dime tonto.

No hay comentarios: